POEMAS ÍNTIMOS Y PERSONALES

Estás en > Matemáticas y Poesía > Poesia > Poesías íntimas
Cuando el otoño emocional se apodera de tu alma y un puño de hierro presiona sobre la boca de tu estómago, buscas un rincon aislado de tu mente para cerrar los ojos, mirar al infinito y soñar que el universo debe esconder secretos paisajes en los que las lágrimas de amargura y sufrimiento se conviertan en nubes de algodón que te acarician suavemente.

Con cada uno de los poemas recogidos en esta sección de poesías íntimas y personales he pretendido conjurar los demonios internos que en diversas circunstancias afloran a la superficie del tormentoso mar de los sentimientos propios.
Maldito puño
Maldito puño que arroja sobre mi pecho su furia; tu negra rabia no afloja...

Monotonía
Cae la lluvia. Monotonía.
Muere la tarde, monotonía...

Soy hermano de la lluvia
Soy hermano de los vientos y la lluvia; soy hermano de las aves y el fragor...

Canción de amor
Canción de amor para la soledad.
Canto de gloria...

Eres la noche
Eres la noche en su plañido negro; penumbra triste, fundida en el misterio...

Me gustan las matemáticas
Como ninguna otra ciencia, me gustan las matemáticas ...
Atravesando el desierto
Atravesando el desierto de los corazones muertos, encontrarás el motivo...

Tras una ventana
Tras una ventana, casi de puntillas, paso la mañana triste y compungida...

A ti, madre
¿Que llevas en la mirada que no descubren tus labios?...

Siento como desesperas
Siento como desesperas cuando no puedo ser fuerte...

Jinete solitaro
Jinete solitario que galopas, ¿donde vas galopando sin cesar?...

No me quejo
Hay veces que lo noto. No me quejo. Sentir como se agotan sin demora...

Maldigo a veces mi suerte
Maldigo a veces mi suerte y, en afán de vano alarde, alzo mi mano cobarde...

Escribo
Escribo agua. Escribo hielo. Escribo fialdad. Se me hiela el corazón...

En esas tardes de otoño
En esas tardes de otoño, cuando se mueren las hojas, presiente el alma...

A contarme
A contarme sus penas y lamentos, antes de tí, vinieron ya doscientos...

Otoño
Con cada soplo de viento de un otoño tan sombrío...

En esas tardes de otoño
En esas tardes de otoño, cuando se mueren las hojas, presiente el alma...

Vibra la chispa
Vibra la chispa incandescente de la libertad, entre los espacios transfinitos...

Guitarras y castañuelas
Guitarras y castañuelas apagaron sus sonidos; cayó la luz de la tarde...

Siempre afable
Siempre afable, nunca arisco, te recuerdo con tu esparto, correteando barrancos...

Triste padecer
¡Llorad flores escarchadas! en el gris amaneces, viendo un alma destrozada...

No es la vida
No es la vida tan sólo una mustia sensación de la piel que se mueve ...

Una Lágrima
Una lágrima de amarga, sensación de arena dura...

Sobre la noche que llora
Sobre la noche que llora con su tristeza infinita, se siente el alma... 


Si te han gustado estos poemas,recomiéndanos y deja tu opinión en nuestro panel de comentarios
 


tema escrito por: José Antonio Hervás