CÓMO SER UN BUEN LIDER

Estás en > Matemáticas y Poesía > Utilidades > Liderazgo

¡NO PROMETAS. HAZ! - NO FOMENTES NUNCA FALSAS ESPERANZAS

 
PROMESAS,PROMESAS, PROMESAS...

La felicidad es algo extraño. Es una relación entre lo que se recibe y lo que se espera recibir. Una herencia de tres mil euros pondrá sumamente contenta a una persona que no esperaba heredar nada, mientras que diez mil euros dejarán decepcionado a quien esperaba recibir veitincinco mil euros.

Para tratar de agradar a tus trabajadores no fomentes nunca falsas esperanzas. Si das a entender a un empleado la probabilidad de un aumento de sueldo elevado, este quedará decepcionado si recibe un aumento medio. Por el contrario, si el empleado no espera ningún aumento, una subida de sueldo, aunque sea pequeña, constituirá una agradable sorpresa.
Liderazgo - Menos prometer y más hacer
Es tentador tratar de complacer a las personas haciendo promesas optimistas.

Las promesas resultan halagadoras en el momento de hacerlas, pero causan una gran desilusión en quien las recibe si no se puede cumplir lo prometido.
No importa con quién estes tratando - empleados, jefes o clientes - sé honesto con ellos. No pintes las cosas de color de rosa. No alientes expectativas . Atente a la realidad aun cuando la misma no sea tan dorada.
Liderazgo - Menos prometer y más hacer
Sé una persona con quien uno puede contar. Se cumplidor. Promete hacer todo lo posible, pero no digas que harás cualquier cosa si no tienes la certeza de que puedes hacerlo. Más vale prometar menos y dar más que prometer más y dar menos.

Piénsalo dos veces antes de fomentar la esperanza de recibir algo. Pregúntate si puedes realmente cumplir esa promesa, ese favor o ese resultado. Si no puedes hacerlo, los demás quedarán desilusionados... y quizás incluso resentidos o amargados.
¡Mide bien las palabras! Es muy fácil que las personas que quieren algo desesperadamente interpreten mal lo que tú dices. Una simple insinuación puede crear falsas esperanzas... y sembrar las semilla de un descontento futuro.

Naturalmente, tú piensas hacer todo lo posible por tus jefes, empleados o clientes, pero no garantices ningún resultado del cual no tengas la absoluta certeza. Tampoco digas "quizás" si hay posibilidad de que la otra persona lo interprete como promesa.

¿Con que clase de personas prefieres trabajar?, ¡Con aquellas que cumplen lo que prometen, o con las que dificilmente lo cumplen?.

Estamos de acuerdo. Los demás también piensan lo que has pensado tú.

REFLEXION: UNA PERSONA RESPONSABLE ES LENTA EN DAR SU PALABRA, PERO RÁPIDA EN CUMPLIRLA

CÓMO SER UN BUEN LÍDER: ¡NO PROMETAS, HAZ!
PRIMER TEMA - SIGUIENTE: CONVENCER MEJOR QUE IMPONER




tema escrito por: José Antonio Hervás