CÓMO SER UN BUEN LIDER

Estás en > Matemáticas y Poesía > Utilidades > Liderazgo

CONVENCER SIEMPRE ES MEJOR QUE IMPONER

 
CUANDO NO PUEDES...

Hay ocasiones en las que los mandos discrepan de la gente con la que trabajan. Tú, de vez en cuando, tienes que insistir en que las cosas se hagan a tú manera, para beneficio de la compañía.

Pero, ¿como puedes conseguir que la gente acepte tus decisiones sin que surjan problemas?. Primero, demostrando tu respeto a las opiniones de los demás y después expresando tus opiniones y decisiones de manera que sean difíciles de rebatir.
Liderazgo - Convencer y no vencer
Cuando surge un desacuerdo, lo más importante es evitar una discusión.

Si alguien se altera cuando habla es porque, desde su punto de vista, tú tratas de imponer tu decisión y aparentemente no escuchas la opición de tus trabajadores.
El primer paso es que los demás expliquen detalladamente sus puntos de vista. En ese momento no te preocupes de lo que tú piensas. Demuestra que escuchas y entiendes lo que te explican.
Liderazgo - Convencer y no vencer
Segundo, busca los puntos de encuentro. Acéptalos siempre y cuando, honestamente, puedas. Indica que lo que te dicen lo entiendes. Si tiene sentido, de alguna forma, dilo.

Por último, calmadamente, señala las cosas a las que no puedes acceder. Quisieras estar de acuerdo, pero no puedes convencerte a ti mismo de esas cosas en particular. Y como tú no te puedes convencer no tienes otro remedio que hacer lo que crees correcto. Esperas que los demás entiendan y cooperen con tu decisión como responsable.
Cuando hay un desacuerdo, el mando inteligente escucha al trabajador. Al mismo tiempo, busca las cosas en común, las bases de un entendimiento. Aunque tú no compartas algunas opiniones de tus trabajadores, debes mostrar un sincero respeto por ellas.

Cuando el jefe busca llegar a un acuerdo (en vez de tratar de probar que el trabajador está equivocado) la mayoría de los empleados demuestran ser razonables también. Se calman los ánimos y las resistencias disminuyen. Muy pronto el trabajador trata de ver el otro lado d la moneda.

Como jefe, tú siempre puedes salirte con la tuya en una discusión laboral, pero si les impones tus criterios a los trabajadores, lo único que puedes aceptar es una aceptación a regañadientes. Siempre que puedas, encuentra puntos en común; en esa situación hay muchas más posibilidades de que ellos mismos se convenzan de que tú tienes razón.

REFLEXION: SI QUIERES DISFRUTAR DEL ARCO IRIS, TENDRÁS QUE SOPORTAR LA LLUVIA

CÓMO SER UN BUEN LÍDER: CONVENCER MEJOR QUE IMPONER
PRIMER TEMA - SIGUIENTE: ¿LO PEOR?... NO AFRONTAR LOS PROBLEMAS




tema escrito por: José Antonio Hervás