MÉTODOS DE MANTENIMIENTO

  Estás en > Matemáticas y Poesía > Recursos de utilidad> Métodos

Manual de buen uso y mantenimiento de instalaciones térmicas

Alcance   —   Referencias   — Conservación   —  Preparación   —   Realización
 
ALCANCE

Este manual de uso y mantenimiento aplica a las instalaciones térmicas tales como estufas y hornos, baños y bloques termostáticos, cámaras climáticas y sus elementos de control como termostatos de regulación y de seguridad, registradores, etc.

REFERENCIAS

Cuando mediante la aplicación del presente manual surjan dudas sobre como proceder durante el empleo, mantenimiento, etc, de los equipos señalados en el alcance, podrá complementarse este documento con las recomendaciones indicadas en los catálogos de los fabricantes.

INSTRUCCIONES DE SEGURIDAD Y CONSERVACIÓN

Una comprobación general de estas instalaciones comprende las siguientes verificaciones :
    Que éstas son las adecuadas para las temperaturas de trabajo.

    Que los instrumentos correspondan al tipo de instalación térmica.

    Que los instrumentos controladores e indicadores se encuentran debidamente instalados en lugares no expuestos al polvo, vapores corrosivos, variaciones bruscas de temperatura o a fuertes vibraciones.

    Que los elementos de protección de los instrumentos se encuentran en buenas condiciones.
Este tipo de instalaciones son muy robustas, por lo que no necesitan un mantenimiento continuo, aunque si será preciso tener una serie de cuidados con el fin de mantener sus características:

    Exigir siempre en el momento de la compra, el manual de instrucciones de operación y mantenimiento.

    Con el uso y debido al desprendimiento de gases con el calentamiento, se van depositando sobre las paredes interiores de la instalación térmica diversos elementos que deberán ser limpiados adecuadamente, ya que, pueden perjudicar las características de la misma.

    Si por el uso el equipo sufriera cualquier anomalía, es recomendable enviarlo a la casa suministradora para su verificación y puesta a punto. Si la avería fuese sencilla se debe sustituir la pieza por una original del mismo tipo que la especificada por el fabricante.
instalaciones térmicas
PREPARACIÓN PARA EL USO

Se consideran aquí las instalaciones térmicas que se emplean para efectuar tratamientos de materiales, u otras operaciones térmicas.

Las instalaciones térmicas se clasifican en base a dos conceptos: clase y tipo.

La clase se establece, perfectamente, en función de los límites de temperatura en que se encuentran tanto la uniformidad y estabilidad o radiación térmica, así como la precisión de los instrumentos de medida y control. Se designan por clase I, II, etc.

El tipo hace referencia a la instrumentación mínima que corresponde a esa instalación. Se designan por letras A, B, C,...

Antes de ponerlos en funcionamiento deben leerse detenidamente las instrucciones dadas por el fabricante, teniendo en cuenta el voltaje a ser conectados, potencia y puestas a tierra.

REALIZACIÓN DE MEDIDAS

Para la puesta en marcha accionar el interruptor de encendido (suelen llevar un piloto de señalización de línea que se iluminará cuando se accione el interruptor de encendido). El termostato debe estar en posición mínima. Una vez conectado ir desplazando el mando del termostato de menos a más hasta fijarlo en la posición de temperatura que se desee trabajar (suelen llevar un piloto de calefacción rojo que se iluminará mientras esté calentando). Transcurrido un tiempo prudencial dejará de calentar y seguidamente se irán efectuando una serie de conexiones y desconexiones. Hasta estar seguro de que el equipo está estabilizado en su temperatura fijada de antemano, es necesario dejar transcurrir un tiempo desde su puesta en marcha que oscilará entre hora y media y dos horas. Si una vez estabilizada la temperatura, no fuera la adecuada, se tendrá que desplazar el mando del termostato en más o menos según el caso, y dejar estabilizar de nuevo.

Algunos de estos equipos disponen de termostato de seguridad y de reloj desconectador. El termostato de seguridad desconecta el calentamiento a una temperatura por encima de la temperatura de trabajo en caso de que fallara el termostato de regulación. El reloj desconectador es un interruptor horario que desconecta automáticamente después de un tiempo fijado.

También, y sobre todo los baños termostáticos, suelen disponer de un ventilador para producir una circulación forzada del aire y obligar a que la temperatura a lo largo de todo el recinto sea uniforme.

Las medidas de temperatura que se realicen dentro de una instalación térmica no se deben realizar en la escala del termostato, que solo sirve de referencia, sino que la temperatura "real" es la indicada por el termómetro. Si estas medidas de temperatura son críticas, es decir, es importante dar una lectura de temperatura lo más exacta posible, habrá que tener en cuenta los valores de influencia en la medida tales como uniformidad y estabilidad, además de la incertidumbre propia de medida del termómetro que vaya a dar la lectura.

Lo anterior será aplicable siempre y cuando se necesite dar una lectura de temperatura, lo más precisa posible, en caso contrario será suficiente con dar directamente la lectura del termómetro, y además, no será necesario realizar la prueba de estabilidad y uniformidad.
 



tema escrito por: José Antonio Hervás