MÉTODOS DE MANTENIMIENTO

  Estás en > Matemáticas y Poesía > Recursos de utilidad> Métodos

Manual de buen uso y mantenimiento de calibres de límites lisos, de roscas y especiales

Alcance   —   Referencias   —  Conservación   —   Equipos   —   Preparación   —   Realización
 
ALCANCE

Este manual de uso y mantenimiento aplica a calibres de límites lisos, calibres de roscas y calibres especiales.

REFERENCIAS

Cuando mediante la aplicación del presente manual surjan dudas sobre como proceder durante el empleo, mantenimiento, etc, de los equipos señalados en el alcance, podrá complementarse este documento con las recomendaciones indicadas en los catálogos de los fabricantes.
INSTRUCCIONES DE SEGURIDAD Y CONSERVACIÓN

Una vez utilizado un juego de calibres, se limpiará el tacto de las manos con un trapo y, a continuación se recubrirán las caras con una ligera capa de vaselina neutra. Posteriormente se guardarán en su estuche o bolsa y se colocarán en el cajón correspondiente.

Paralelamente al mantenimiento que se realiza con el uso del instrumento, debe efectuarse una revisión a fondo en el momento en que éste se envía a la calibración periódica. Esta operación se hace por personal cualificado de Metrología y comprende el desmontaje de los componentes del equipo (cuando proceda), revisión, limpieza y puesta a punto del instrumento.

EQUIPOS Y MATERIALES

Los calibres de límites, en general, no son instrumentos de medición, sino de verificación. No dan la medida de la cota que se controla, sino que indican si se encuentra o no dentro de tolerancias. Pueden servir para controlar un diámetro, un espesor, una rosca, o varias medidas a la vez.
calibres de límites

Los calibres de límites, se llaman también "PASA-NO PASA". El lado "Pasa" corresponde a un límite de tolerancia y el "No Pasa" al otro.

Para la medida de diámetros y roscas se utilizan los anillos y tampones; para verificar diámetros (Agujeros) y roscas exteriores los anillos; y para verificar diámetros (ejes) y roscas interiores los tampones.

  • Tampones


    • Es deseable que estén montados sobre mangos que faciliten el giro, y en el que irá marcado, si procede, el nombre del fabricante, nº de serie, diámetro o medida nominal en mm precedido del signo Φ y con su posición y tolerancia ISA para los lisos; y el fabricante, nº de serie, tipo de rosca con diámetro exterior y paso, posición de tolerancia, asi como el valor numérico de dicha tolerancia expresado en micras para los de rosca.

      Además, si el calibre es N.P. irá marcado con una raya o muesca pintada en rojo.

      Cuando los tampones P-NP van montados en juegos, el lado P suele llevar grabada la tolerancia 0 (μm) y el NP la que le corresponda.

  • Anillos


    • Cada uno va marcado con las letras P ó NP, según proceda, y suele llevar grabado la marca o fabricante, número de serie y el diámetro o medida nominal precedida del signo Φ y con su posición y tolerancia ISA si procede, para los lisos; y para las de roscas, marca, n? de serie, el tipo de rosca con diámetro exterior y paso y la posición de tolerancia.

      Los NP se marcan con una raya en rojo.

  • Quijadas


    • No es recomendable su utilización excepto en la recepción de grandes lotes, ya que solamente se comprueba en un punto y es preciso ajustarlas con bloques o tampones patrón.

      Hay quijadas fijas o progresivas y reglables. Van marcadas igual que los anillos y tampones, excepto las reglables, que incluyen también el margen hasta el que podemos medir.

  • Calibres especiales


    • Se incluyen aquí innumerables casos. Algunos ejemplos son calibres esféricos, de longitudes, de profundidades, coaxialidad, etc.
    PREPARACIÓN PARA EL USO

  • Limpieza

    • Limpiar los calibres con alcohol o éter sulfúrico y secar con un trapo. Poner especial atención en que no haya suciedad entre los flancos de las roscas y en tal caso, limpiar con sumo cuidado utilizando un cepillo para eliminarla totalmente.
    REALIZACIÓN DE MEDIDAS
      Para realizar una comprobación/medición, habrá que elegir el calibre adecuado según la forma y dimensiones de la pieza. Limpiar la pieza con disolvente y un trapo, eliminando todos los restos de grasa o virutas.

      Colocar el calibre en contacto con la pieza a medir. Procurar que haga un buen asiento, para que la medida sea perfecta. Realizar la medida suavemente sin forzar el calibre sobre la pieza. Su empleo se reduce a comprobar que la pieza queda dentro del Pasa y del No Pasa. Se dará como buena aquella pieza que entre el Pasa y no entre el No Pasa y se rechazará aquella que, o bien, no entre el Pasa, o bien, entre el No Pasa.

      Es necesario tener en cuenta, que la pieza dada como buena siempre lo es (siempre que el calibre esté dentro de sus tolerancias). Pero la pieza dada como mala, pudiera ser buena. Esto es un riesgo que se corre con estos elementos de control, pero son de tan pequeña cuantía que siempre se desprecian sus consecuencias.
     



    tema escrito por: José Antonio Hervás