MÉTODOS DE ENSAYO

  Estás en > Matemáticas y Poesía > Tutoriales y Manuales > ensayos

DETERMINACIÓN DEL INDICE DE REFRACCION

 
OBJETO

Este método de ensayo es de utilidad para determinar el índice de refracción de líquidos.

DOCUMENTACIÓN

La documentación utilizada es la contenida en el manual de uso del fabricante del refractómetro que se utilice.

PRINCIPIOS Y DEFINICIONES

El procedimiento se basa en la determinación del ángulo de refracción límite de la sustancia a analizar, utilizando para ello un Refractómetro adecuado

REACTIVOS, MATERIALES Y EQUIPOS
  • Refractómetro
  • Termostato.
REALIZACIÓN

Ajuste del Refractómetro
    Se procede a la verificación y regulación con ayuda de la plaquita-muestra de que dispone el refractómetro, sobre la cual está grabado su índice de refracción.
    Se efectúa la verificación con la luz transmitida.

    Con este fin uno de los lados laterales de la plaquita está pulido. Se debe colocar la plaquita sobre la superficie de medición humedecida con monobromonaftaleno.

    El lado lateral pulido de la plaquita debe estar dirigido hacia el borde exterior de la montura del prisma refractométrico.

    A continuación hay que iluminar el lado pulido lateral de la plaquita con luz dirigida paralelamente a la superficie de medición y proceder a la lectura del índice de refracción en la escala de refractómetro.

    Realizar la medición varias veces consecutivas.

    El valor medio del índice de refracción medido debe coincidir con el valor grabado en la plaquita.

    En el caso de obtener un resultado no concordante, se debe ajustar la escala del refractómetro al valor grabado sobre la plaquita y, sirviéndose del tornillo de regulación, llevar la línea límite de los campos claro y oscuro exactamente hacía el centro de la cruz situado en la ventanilla superior del ocular.

    A continuación comprobar la corrección de las indicaciones, efectuando varias veces consecutivas la medición del índice de refracción de la plaquita.
Realización del ensayo
    Poner en marcha el termostato con objeto de controlar la temperatura de los prismas del aparato a 20ºC.
    Descubrir la ventanilla de iluminación y llevar la montura con el prisma de recubrimiento hacia arriba, hasta encontrar resistencia.

    Limpiar las superficies de los primas con un paño suave humedecido en alcohol puro.

    Sirviéndose de una fina varilla redonda de vidrio, llevar unas cuantas gotas del líquido destinado a ser examinado a la superficie de medición del prisma refractométrico, de modo que toda la superficie de medición quede cubierta con líquido una vez cerrados los prismas.

    Hay que evitar tocar con los datos la superficie de medición , así como el líquido.

    Bajar el prisma de recubrimiento y apretarlo contra la superficie de medición.

    Esperar un momento antes de proceder a la medición, con el fin de que igualen las temperaturas del líquido y de los prismas.

    Dirigir la ventanilla que ilumina el prisma de recubrimiento en la dirección de la fuente de luz más intensa.

    Al efectuar mediciones con la luz transmitida, el espejo debe tapar el orificio del prisma refractométrico.

    Hacer girar los botones y obtener un nítida, visible e incolora delimitación de los fondos claro y oscuro en el campo visual del ocular.

    Haciendo girar el botón, llevar con precisión la línea límite exactamente hacia el centro de la crus en la ventanilla superior del ocular.

    La línea vertical en la ventanilla inferior del ocular indicará entonces el resultado de la medición sobre la escala del índice de refracción.

    Los líquidos fuertemente absorbentes (tonos oscuros) tienen que ser examinados con luz reflejada.

    Con este fin se debe colocar la tapa sobre la ventanilla de iluminación, desviar el espejo e iluminar por medio de este último el orificio que se halla en la parte inferior del prisma refractométrico.
CÁLCULOS

No aplica

OBSERVACIONES

Se debe limpiar de un modo cuidadoso las superficies exteriores del prisma después de cada medición.

Los residuos deben ser eliminados por medio de un algodón mojado en agua o disolventes orgánicos como eter, alcohol puro, etc.

Los detergentes deben tener una temperatura cercana a la de los prismas, dado que diferencias de temperatura pueden provocar el resquebrajamiento del aglutinante.

 




tema escrito por: José Antonio Hervás