cadena de cuentos
 

EL PATO PACO

Había una vez un pato llamado Paco. Cuando era joven era un guaperas porque era blanco, tenía un pico rubio y además era muy valiente. Un día le contó a su hijo Paquito lo que le sucedió cuando era pequeño:
Yo era el típico vago que no hacía nada y a veces no iba al colegio. En mi clase había un pato, el pato Pedro, que era un tipo vago, normalito y de color negro. Era el más listo y le llamábamos el Empollón. Yo entonces había suspendido todas y no hacía nada y Pedro aprobaba siempre. A los dos nos gustaba la misma patita:
patito Paco y sus amigos
Ohhh… era una pata con un precioso pico rubio, ojos claros y un maravilloso cuerpo blanco. A ella sólo le gustaban los tipos listos, por eso se fijó en el pato Pedro y yo me moría por hacer algo para conseguir que se fijase en mi.
patitos
Volví al colegio y estudié, estudié y estudié hasta que conseguí aprobar. Entonces la patita se empezó a fijar en mi y Pedro se enfadó tanto que vino a pelearse conmigo. Nos peleamos, después hablamos y al final fue ella quien eligió. Y … me eligió a mi. Pedro se conformó y al cabo de un tiempo salió con otra bella patita.
Querido hijito, así fue como aprendí que trabajando mucho es como se pueden conseguir las cosas.
Si te ha gustado este cuento o esta sección, recomiéndanos en tus redes sociales



tema escrito por: José Antonio Hervás