cadena de cuentos
 

PEDRITO Y MIGUEL

En una gran mansión, rodeada de un inmenso jardín, vivía Pedrito, un niño de cuatro años.
Los padres de Pedrito se pasaban muchos días viajando por sitios lejanos y cuando regresaban a casa le traían un montón de regalos.
En el mismo lugar pero en una casita en una de las esquinas del jardín, vivía Miguel, otro niño de cuatro años, con su familia. El padre de Miguel era jardinero y no tenía mucho dinero, por lo que Miguel no contaba con la cantidad de juguetes que tenía Pedrito. Sin embargo, los papás de Miguel le echaban mucha imaginación y le construían juguetes con todos los trastos que encontraban, cajas, plásticos, alambres,…
Además, con los juguetes que fabricaban se inventaban historias muy divertidas y tanto Miguel como sus papás se lo pasaban muy bien.
niño jugando
Pedrito, por el contrario, se aburría mucho; tenía gran cantidad de juguetes, pero nadie con quien compartirlos.

Uno de esos días en los que Pedrito estaba triste y aburrido mirando por la ventana, vio a Miguel jugando. Lo pensó un rato y se decidió a bajar al jardín.
niños jugando
Miguel le vio y le preguntó:
    - ¿Quieres jugar conmigo?
Pedrito, encantado, contestó:
    - ¡Claro que sí!
Aquel día fue maravilloso; ambos niños se lo pasaron jugando y riendo sin parar. Para Pedrito, los juguetes de Miguel eran estupendos.

Desde aquel día, Pedrito y Miguel son muy amigos. Los papás de Pedrito cuando vieron lo que pasaba, se dieron cuenta de que el dinero no puede comprar todo y que, muchas veces, las cosas sencillas son las que más felices nos hacen.
Si te ha gustado este cuento o esta sección, recomiéndanos en tus redes sociales



tema escrito por: José Antonio Hervás